Tel. 01 442 238 1900      |           

AGROASEMEX brinda respaldo de reaseguro a los aseguradores directos bajo dos modalidades:

- Proporcional
- No proporcional Exceso de Pérdida

El reaseguro, desde un punto de vista jurídico, es un acuerdo de voluntades por el cual el reasegurado (asegurador directo) transfiere a un reasegurador una parte de uno o más riesgos tomados por el primero, contra el pago de una prima.

  • Proporcional
  • No Proporcional Exceso de Pérdida

AGROASEMEX opera dos opciones de reaseguro proporcional: Cuota Parte y Facultativo, en las cuales participa con igual proporción de las sumas aseguradas, primas e indemnizaciones, en un porcentaje previamente establecido con el asegurador.

 

En el reaseguro de Cuota Parte el asegurador debe retener parte del riesgo y puede suscribir libremente sus negocios siempre y cuando no rebase el límite y los términos del contrato. Al retener el asegurador una parte del riesgo, garantiza al reasegurador que actuará de una manera prudente al momento de suscribir el seguro; es decir, hacer una adecuada selección de riesgos.

 

En la modalidad de Facultativo, el asegurador decide libremente si cede en reaseguro un riesgo y el reasegurador de igual forma, es libre de aceptarlo o rechazarlo. La decisión se toma con base en el análisis particular de los riesgos que se pretenden transferir. En esta modalidad, AGROASEMEX analiza la transferencia que se le ofrece, riesgo por riesgo, en forma individual. Cada vez que el asegurador requiere ceder un riesgo, acuerda con el reasegurador si éste lo acepta y bajo qué condiciones y términos. Esta modalidad es una forma de transferir los riesgos más sensibles o aquellos que por sus características específicas no pueden ser considerados en un contrato automático.

 

El reaseguro no proporcional que opera AGROASEMEX con los fondos de aseguramiento es el denominado de exceso de pérdida. En este esquema, el reasegurador asume los riesgos que sobrepasen los retenidos por el asegurador (prioridad) en los siniestros ocurridos hasta el porcentaje acordado.


El costo del reaseguro no es proporcional a la prima cobrada por el asegurador. El costo aumenta si el asegurador tiene una prioridad baja y si la siniestralidad de años anteriores fue alta. En sentido contrario, en la medida que el asegurador fije su prioridad en las capas superiores, el costo del reaseguro tiende a disminuir.


En el caso de los Fondos de Aseguramiento, mediante este esquema el reasegurador asume los riesgos que sobrepasan sus reservas comprometidas, protegiendo hasta el 100% de la suma asegurada contratada por el Fondo. Es importante aclarar que la ley que regula a esas organizaciones establece que éstos deben cubrir mediante reaseguro y/o coaseguro los riesgos que excedan el monto de sus reservas técnicas.